martes, 30 de diciembre de 2014

Inventario 2014


He vivido en Italia y en España. En los dos sitios he sido muy feliz pero en los dos sitios he echado de menos las cosas que se quedaban en el otro país.


Cuando vivía en Italia echaba de menos mi casa, mis amigos y mi familia. Fueron unos meses divertidísimos en los que DISFRUTÉ en mayúsculas porque la vida allí era relajada, se aprobaba fácil, nunca teníamos un duro pero salíamos casi todos los días.
Cuando vivía en España echaba de menos la vida de Pisa. La felicidad era esto, escribí un día nostálgica en una servilleta mientras tomaba un capuchino en Corso Italia.
Alguien que es mucho más listo que yo me dijo un día que un Erasmus se echa de menos porque no se puede repetir. Nunca puedes estar con la misma gente, en la misma ciudad, en el mismo bar a la misma hora. Y aunque intentes repetirlo no será igual, porque tú no serás el mismo.

Durante el invierno viajé a Florencia varias veces, hice los primeros exámenes orales en italiano, los martes el Aperitivi en Caino, los miércoles preguntaba ¿Cuándo abren Bazeel?, los jueves tomaba copas sin hielos en el mítico Akuaketa y los viernes esperaba a que Adrián hiciera pasta para comer con lo que nos quedaba en la cocina. 
Engordé, viajé a París con mis amigas de la facultad, conocí Airbnb y lo recomiendo muy mucho, celebré cumpleaños con panettone, conocí Verona; Venecia; Burano y Padua, me disfracé de hippie y me fui a Viareggio, despedí a Alejandra (aunque pasó más tiempo en Italia que en Sevilla), volé a Alemania, recibí visitas, diluvió mientras paseaba por Florencia, bebí limoncello, tomé helados aún cuando no me apetecían, mezclé menta con Nociolla por pura curiosidad, viajé en tren por la Toscana, volví a Luca, a Siena y a Livorno.


Con la llegada de la primavera y el buen tiempo viajé a Sevilla, me vestí de gitana y disfruté de la feria como una sevillana más. Recorrí Italia de norte a sur desde Pisa hasta Roma, de Roma a Nápoles, de Nápoles a Calabria, de Calabria a Mesina y de Mesina a Catania viendo como el país iba cambiando a lo largo del trayecto. ¿Qué voy a decir del Evento Nazionale? :)


Volví a España a hacer un examen que suspendí, me emocioné cuando el Córdoba subió a primera, nos pasamos tres días de fiesta, celebré mi cumpleaños un dieciséis de junio con la famosa Luminara pisana y me sentí la mujer más afortunada del mundo, me bañé en el Mediterráneo, achuché durante los meses de verano porque tenía que volver con el libreto firmado, transformamos el cuarto de Neme en nuestra sala de estudio y aprobamos, me pasé muchas tardes de sobremesa con mis compañeras de piso y ahora esa tontería la recuerdo como algunos de los mejores ratos de este 2014.

Vinieron Claudia, Bele y Pau. Pasamos un día inolvidable en Cinque Terre sintiéndonos las protagonistas del anuncio de Estrella Damm, cerré por última vez la puerta de Corridoni 94 y volví a casa un poco triste con tanta despedida.


Deshice maletas y cajas. Me bañé en el pantano, en la piscina y en el Sardinero. Pasé tiempo con mi madre y con mis amigas. Viajé a Gijón y comí un cachopo del que me sigo acordando. Me enamoré de Córdoba, de Cádiz, de los cordobeses y los gaditanos. Volví al calor de Sevilla. Me di cuenta de que hay cosas que no se olvidan aunque tardes en volver. 

Regresé a Salamanca, compartí (comparto) piso con otras cuatro amigas y aunque pensaba que iba a ser una casa de locos ahora mismo creo que no podría estar mejor. Conocimos Ávila, abrieron un Provenzal debajo de nuestra casa y tuve que saltarme las clases de inglés para inaugurarlo. Redirecciona tu gps mental y dirígete a tu casa. Saray vivió en Lisboa y antes de que se fuera ya teníamos billete para ir a visitarla. Pasé algún finde necesario en Madrid hablando de lo humano y lo divino. Hice de anfitriona, fue la última capea, el último día de clase, la última Nochevieja universitaria, la última fiesta de Farmacia...se puso de moda la palabra último últimamente.



En 2014 me equivoqué, aprendí, me saqué las castañas del fuego algunas veces, me puse nerviosa, bailé, canté, vi a Sabina, discutí, destrocé dos móviles, me sentí orgullosa de mis amigas cuando empezaron a trabajar, escribí en el blog, suspendí estudiando y aprobé sin estudiar, hice muchos amigos, no aprendí a ahorrar, disfruté de la Navidad y también eché de menos a los que no están, planeé viajes para 2015 y fui bastante feliz la mayor parte del tiempo.

lunes, 15 de diciembre de 2014

Prenavidad en Madrid


El pasado finde disfruté de Madrid, de sus aglomeraciones, sus luces, sus compras y su gente. Un finde de lluvia continua, de café caliente, de colas en Doña Manolita, regalos invisibles, vestidos de nochevieja, las ganas que tenemos de navidad y de las tradiciones de familia y ocio que conllevan estas fiestas. La antesala del polvorón y los regalos, la prenavidad. Madrid siempre es diferente, por eso siempre vuelves. Estas son las novedades en las que he invertido mi finde semana.

Farmacia Juanse . Como dice mi amiga Paula "La profesión se lleva por dentro" así que me hizo mucha ilusión conocer esta farmacia transformada en cafetería situada en el barrio de Malasaña, en la esquina de la Calle San Andrés con San Vicente Ferrer. 
Su fachada mantiene los azulejos de la antigua botica. Un sitio agradable donde tomar un café y probar alguno de sus postres.


Marieta, el hermano de Pipa & Co. situado en el Paseo de la Castellana. Un restaurante lleno de parejitas y grupos de amigas donde la comida está riquísima y el café sabe a caramelo.



Joaquín Sabina. Tuve la suerte relativa de disfrutar del concierto que el cantautor dio el pasado sábado en  el Palacio de deportes. El pabellón vibró cuando Sabina cantaba aquello de  yo me bajo en Atocha, yo me quedo en Madrid. Canté, disfruté, bailé, se me puso la piel de gallina y un nudo en la garganta (propio de los grandes acontecimientos) pero también me enfadé, me desilusioné y eché de menos.


Me pasa como a mi amiga Belén, que yo a Sabina se lo perdono todo. Es un genio y los genios también cumplen años.

The hovse. La casa de las cosas bonitas, el pop up navideño de Better Es Mejor que tiene lugar en la Calle General Arrando. En este edificio comparten techo algunas marcas nacionales como Imborrable, Mr. Boho, Mr.Wonderful, Brumalis, Berta Salinas o La fábrica de camisas Un lugar con regalos para ellas, para ellos y para los que llegarán al mundo este 2015.





lunes, 8 de diciembre de 2014

Cosas bonitas para regalar (en femenino)


Después de mi guía de regalos en masculino hoy voy a hablar sobre regalos para ellas, para nosotras. 
Ideas para regalar a tu hermana que te da buenos consejos, a tu mejor amiga o a tu compañera de piso por la paciencia mutua que os tenéis.

It de Alexa Chung, How to be parisian wherever you are, Una relación perfecta, Mi color favorito es verte, No soy ese tipo de chica, La gente feliz lee y toma café, El librero de París y la princesa rusa....libros y más libros en mi carta a los reyes.

Aunque uno de los mayores placeres de este mundo es comprar un libro, dudar en la librería sobre cual vas a llevarte, el olor a nuevo que desprenden sus hojas, escribir fecha y lugar donde lo compraste o el por qué de haberlo comprado en la primera página acompañado de tu firma. A pesar de todo eso yo quiero un Kindle para estas navidades.
Aunque rebuscando me encuentre libros con un principio tan bonito (y por 950 pesetas).


Estos aritos de Aristocrazy porque estoy cansada de los plateados. Año nuevo, pendientes nuevos.


Unas deportivas como estas.


Unas gafas de Mr. Boho. Sencillas y sin espejo que para eso ya tenemos verano para rato.


Esta taza de Lucia Be para hacer de los lunes menos lunes y tomar café en ella aunque en realidad creo que necesito una copa.


Una bufanda de Zara. Aunque la tenga todo el mundo, aunque esté muy vista. Es agradable al tacto, da calor y alegra un poco los uniformes invernales de abrigo gris y pantalón negro. Además, ande yo caliente...


La agenda de Superbritánico porque 2015 It might be my big year!


Esta sudadera de Dear tee.


Unos botines de Neon boots porque son un poco cantosos y muy cómodos.


Un pijama de Mr.Wonderful para Oysho. Así de mona quiero estar esta navidad cuando esté tirada en el sofá y me pase tres horas empavada frente a la televisión, con el cartel de vacaciones puesto o mientras desayuno roscón la mañana de reyes. Me muero de ganas :)
¡Feliz lunes festivo! Felicidades a las Inmaculadas, a los farmacéuticos y a mi tía Adita.




viernes, 5 de diciembre de 2014

Somos lo que hacemos



"Eres los libros que lees, las películas que has visto, la música que escuchas, la gente que conoces, los sueños que persigues, las conversaciones que mantienes. Eres el sonido del océano, un soplo de aire fresco, un destello de luz en la más profunda oscuridad. Eres el conjunto de experiencias que has tenido a lo largo de tu vida. Eres todos y cada uno de tus días. Eres tu mismo plasmado en un mar de conocimientos e historias. Deja que las palabras corran a través de tus venas y los colores llenen tu mente"

Este texto lo encontré aquí. Somos el conjunto de experiencias que nos van dando forma con los años. Somos porque nos han enseñado a ser. Somos lo que somos cuando nadie nos ve.
Somos el resultado de haber reído y haber llorado. De tener familia y buenos amigos, de haber querido y haber sido querido.

¡Qué tengáis un feliz puente! Yo me lo voy a pasar en casa estudiando : ( pero seguro que entre tanto aburrimiento doméstico de finde largo se me ocurren nuevas ideas para la próxima semana y vuelvo con algo que contar.

jueves, 4 de diciembre de 2014

Cosas bonitas para regalar (en masculino)


El pasado año escribí sobre Cosas bonitas para regalar (por si los reyes lo leen) y fue una buena idea, porque los reyes leen mi blog. 
Este año he pensado en hacer una mini-guía de regalos para amigos visibles e invisibles, novios, novias, madres o abuelos que iré publicando a lo largo del mes.
Estas son algunas ideas para ellos. Para el pesado de tu padre que repite las cosas quince veces pero es un bonachón y tiene más paciencia que el Santo Job, para tu hermano con el que has pasado media vida peleándote o para tu novio que hace café y tostadas los jueves por la mañana. 
Masculino, singular.

1. Un clásico: Ray-Ban Wayfarer, porque son atemporales, no pasan de moda y a todos los chicos les quedan bien.


2. Unos zapatos como estos de Pompeii Brand. Los venden a través de su página web y también en The Hovse, la pop up store navideña de moda. ¡Me encantan!


3. Mr. Boho. Me gusta la marca y creo que sus tres productos: gafas, relojes o zapatos son una buena idea para regalar.


4. Si tu chico a regalar es cocinillas los delantales de cintura de Mama Bird pueden ser un puntazo. Esta página te puede ayudar en tus compras navideñas.


5. Vuestros recuerdos en póster, collage o polaroid. Selecciona vuestros mejores momentos y ponles título. Disfrutarás haciéndolo y regalándolo. Algunas páginas son Polabox o Paper Lover. Yo lo he probado y me encantó el resultado.


6. N0 lmitis. Conocí esta marca a través de instagram y me gustó tanto para chicas como para chicos. Camisetas y sudaderas para personalizarlas como te apetezca.


7. Nostalgia electrics es una marca con grandes ideas. Una máquina para hacer palomitas, otra para desayunos señoriales, otra para hacer perritos o un cañero. A parte de ser relativamente útiles hacen bonito. Lo que no tengo claro es si a ellos les hará ilusión...

8. Un mapamundi para planear viajes juntos por todo el mundo o señalar los lugares que ya habéis visitado. Este es mi regalo favorito por todo lo que implica y porque a parte de hacernos volar con la imaginación a idílicos viajes adorna cualquier pared.


9. Un libro. Aunque he de reconocer que vidaenviernes a veces peca de cursi y sólo hablo de cosas que le gustarían a una chica creo que estos dos libros no son, para nada, femeninos.

El primero es un clásico: El guardián entre el centeno donde Holden Caulfield nos transporta al invierno en Nueva York y el segundo es Cosas que los nietos deberían saber, la autobiografía de Mark Oliver Everett, cantante de la banda Eels.
Este libro lo leí el pasado verano cuando conseguí (tras mucho dar la lata) que me lo prestaran. Hay capítulos que te llenan los ojos de lágrimas y otros en los que te sientes afortunado simplemente por el hecho de estar tirado en tu sofá leyendo un libro. Es una oda a la vida. El autor narra de forma autobiográfica las desgracias que van sucendiéndose a lo largo de su vida y aun así es capaz de tirar hacia adelante. Para gustos los colores pero a mi me encantó.


¿Os he ayudado un poco? La próxima semana más ideas para regalar.

martes, 2 de diciembre de 2014

DICIEMBRE

Kinfolk

De manera personal diciembre son (posiblemente) mis últimos exámenes, el último día de clase, despedidas y reencuentros. Es un buen mes porque Glo, Rafa, Pieras y A.Veloce nacieron en él.
Es la Conjura de los necios, el libro con el que empecé diciembre y Magia a la luz de la luna, la nueva película de Woody Allen que se estrena este viernes. Blue Jasmine, Vicky Cristina Barcelona y Midnight in Paris son tres razones (de manera personal) para ir al cine.


De manera general la Navidad lo ocupa todo. Empezamos acumulando lotería, porque esto no es un anuncio y nadie nos cobrará veintiún euros el día veintidós, compramos turrón con el que endulzar el café de media tarde, regalamos calendarios de Adviento y flores de Pascua, vestimos jerséis gorditos con cuello alto, llenamos la agenda de comidas y cenas, disfrutamos la sobremesa, despilfarramos, nos gusta desenvolver y regalar del mismo modo.

Durante esta época lo perdonamos casi todo, disfrutamos de los amigos y la familia, de las conversaciones alrededor de una mesa, nos quejamos menos, no nos cansamos de dar abrazos de bienvenida, ni del trajín de estaciones; aeropuertos y maletas.
Diciembre son postales a ti que vives lejos, coronas de Navidad y luces que nos hacen olvidar el frío, es Bridget Jones, Solo en casa y Love Actually. Ya sabes... "Solo porque es navidad -y en navidad se dice la verdad- que para mi eres perfecta y mi destrozado corazón te amará hasta que estés así"

Posiblemente el mes venga con nieve, con planes para 2015 que nunca haremos, ni dejarás de fumar, ni adelgazarás tres kilos, ni volarás a Amsterdam la próxima primavera. Pero si no hubiera buenas intenciones ya no sería navidad.


En resumen, diciembre son vacaciones e irnos de copas "sin querer" un martes cualquiera sólo porque te echaba de menos. Pasear apuntes de casa a la biblio y de la biblio a los bares. Volver a ganarte al tute como cada Nochevieja, y si no, hacer trampas o impugnar la partida.

Alargar la navidad, arreglarnos de vestido y pintalabios para festejar y despedir el año, olvidarnos un ratillo del móvil, ponernos esa sonrisa boba que todos llevamos, sacar el papel de regalo del altillo, comer más dulces en un mes que en el resto del año, reencontrarnos en los bares por casualidad, anuncios de colonia, hacer balance (habrá segunda parte), chimeneas y películas de antena 3 donde la navidad y el amor siempre triunfan. Porque prefiero la guerra contigo que el invierno sin ti, y esto también es diciembre.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...